Conservación de Flora En Peligro
de Castilla-La Mancha en el JBCLM

    La conservación de las especies amenazadas es uno de los pilares más importantes que sostienen el Jardín Botánico de Castilla-La Mancha. Para ellas se han creado dos tipos de colecciones:


*Representación de las comunidades de vegetación silvestres autóctona: sobre 3,5 hectáreas, se han representado 44 hábitats naturales castellano-manchegos, la mitad de ellos protegidos por la Directiva de Hábitats (D.92/43/CEE) y regional (Catálogo de Hábitats y Elementos Geomorfológicos de Protección Especial en Castilla-La Mancha). Las colecciones albergan un gran número de taxones vegetales amenazados (Directiva de Hábitats, Catálogo Español de Especies Amenazadas, Catálogo Regional de Especies Amenazadas de Castilla-La Mancha).

*Banco de germoplasma de semillas de taxones de vegetales silvestres: enfocado al almacenamiento a largo plazo de semillas viables de plantas raras, endémicas o amenazadas. 

    Dentro de las especies que se conservan en el JBCLM, incluidas en el Catálogo Regional de Especies Amenazadas de Castilla-La Mancha, destacamos las que están catalogadas como “En peligro de extinción” (EN):

DSCN1471.JPG

PÍTANO

Vella pseudocytisus subsp. pseudocytisus

El pítano es una planta de récords. Mediante sus raíces, absorbe agua mediante ósmosis inversa en los suelos en los que crece, donde abundan el yeso y otras sales. Aguanta heladas fuertes y calores extremos con sequía, características propias del clima mediterráneo continental típico de su hábitat: las estepas yesosas del tramo medio del río Tajo.

Convive con espartos, romeros, gamones y coscojas, preferentemente en la parte baja de las laderas.

Florece desde finales de enero hasta mayo.

Las poblaciones de este taxón se encuentran en varios núcleos en el entorno de Aranjuez (Madrid) y Ocaña, Yeles y Ontígola (Toledo). En el Jardín Botánico de Castilla-La Mancha, aparece en diferentes colecciones, pero donde mejor se observa es en la recreación de su hábitat: las estepas yesosas de Toledo (zona 11).

MOSTAZA DE ALCARAZ

Coincya rupestris subsp. rupestris

Esta rara planta en peligro aparece en algunos roquedos calizos y pizarrosos de la sierra de Alcaraz (Microrreservas de La Molata y Los Batanes (Alcaraz) y el Estrecho del Hocino (Salobre).

Las poblaciones cercanas de una planta muy parecida en Ciudad Real parecen adscribirse a otra subespecie similar (C. rupestris subsp. leptocarpa), por lo que es uno de los tres endemismos exclusivos de la provincia de Albacete.

Es una planta muy sensible al pastoreo y la herbivoría.

En el Jardín Botánico de Castilla-La Mancha, podrás verla en flor en la rocalla caliza (zona 39), desde febrero. Su fructificación se produce a principios del verano.

ESPUELA DE CABALLERO

Delphinium fissum subsp. sordidum

Hierba perenne, rizomatosa, endémica de la península ibérica, que florece a finales de mayo. Sus inflorescencias en racimo, con flores moradas o blancas, incluso rosadas, y espolonadas, llaman la atención en los bosques caducifolios.

Los insectos que intervienen en la polinización de la especie son variados: abejorros, dípteros, pequeñas abejas y sírfidos.

Recientes estudios genéticos apuntan a que las poblaciones del Alto Tajo, en Guadalajara, podrían ser Delphinium bolosii, que se conoce únicamente de Cataluña y también se encuentra amenazada de extinción. En ese caso, D. fissum aparecería en zonas húmedas de la sierra de San Vicente (Toledo).

En el Jardín Botánico de Castilla-La Mancha, aparece en diferentes zonas, como los bosques caducifolios mixtos del Alto Tajo (zona 23) y la Colección Sistemática.

DSCN3624.JPG

RABOGATO DE ABENUJ

Sideritis serrata

Este subarbusto aromático, exclusivo de la sierra de Abenuj, en la localidad de Tobarra, es uno de los tres endemismos exclusivos de la provincia de Albacete.

Su floración se produce entre junio y agosto. 

Habita en garrigas termófilas junto a otras plantas mediterráneas como el esparto, el romero, el tomillo, esparragueras, el lentisco... 

En la Antigüedad, algunas especies de este género de plantas se utilizaban para sanar las heridas producidas por armas de hierro (sideritis: que tiene hierro). Además, los rabogatos se han utilizado en medicina popular para tratar dolencias del aparato digestivo.

A pesar de su rareza, el rabogato de Abenuj cuenta con abundantes individuos en sus poblaciones.

En el Jardín Botánico de Castilla-La Mancha crece muy bien. La podrás encontrar en la recreación de su hábitat, las garrigas termófilas de Tobarra (zona 24).

DSCN2133.JPG
DSCN4310.JPG

JARILLA DE CORDOVILLA
(ESTRELLICAS)

Helianthemum polygonoides

Las estrellicas crecen únicamente en la microrreserva de flora del Saladar de Cordovilla, en Tobarra, en suelos secos, con cierta salinidad. En este hábitat tan duro para la vida, convive con otras plantas halófilas como el albardín (Lygeum spartum).

Alcanza los 30 cm de altura y florece de junio a agosto.

Es muy sensible a la pérdida y transformación de su hábitat para la generación de cultivos, caminos o urbanizaciones (roturaciones, compactaciones de terreno, quemas...).

Las semillas son dispersadas principalmente por hormigas, que dejan caer sus semillas cuando transportan sus cápsulas al hormiguero.

Actualmente, las semillas de esta planta se conservan en el Banco de Germoplasma del Jardín Botánico de Castilla-La Mancha.

DSCN5483.JPG

TABACO DE PASTOR

Atropa baetica 

Esta planta herbácea alcanza los 170 cm de altura.

 

Muy escasa, es un endemismo de sierras altas del sur y este de la península ibérica y noroeste de África. Vive en claros de pinares de pino laricio, pinsapares y enebrales, en zonas alteradas tiempo atrás e incluso bordes de caminos y junto a arroyos.

En sus tejidos se han detectado diferentes alcaloides, como la escopolamina (contrae los vasos sanguíneos, dilata las pupilas, reduce la secreción salival…), que en dosis altas puede llegar a provocar la muerte.

Actualmente, las semillas de esta planta se conservan en el Banco de Germoplasma del Jardín Botánico de Castilla-La Mancha.

Antirrhinum subbaeticum_edited.jpg

DRAGONCILLO DE ROCA

Antirrhinum subbaeticum

Planta con tallos de hasta 60 cm, decumbentes, es decir, tumbados con el extremo erguido, tomentosos.

 

Endemismo ibérico, exclusivo de las sierras subbéticas orientales. En Albacete, se observa en Ayna y Bogarra (cañones del río Mundo) y en Murcia, en Benizar y Moratalla. Crece en paredones calizos con cierta humedad.

Actualmente, las semillas de esta planta se conservan en el Banco de Germoplasma del Jardín Botánico de Castilla-La Mancha.

IMAGEN_1A.jpg

Fotografía de Jaime Jiménez (Proyecto Sierra de Baza)